Categoría: Ficción histórica

Lincoln en el Bardo, de George Saunders

Puntuación: 5/5
Autor: George Saunders (trad. Javier Calvo Perales)
Género: ficción histórica
Editorial: Seix Barral

Todas estas y otras cosas empezaron siendo nada, algo latente en el seno de un enorme caldo de energía, pero luego les pusimos nombre y las amamos y de esa forma las hicimos aparecer. Y ahora tenemos que perderlas.

Lincoln en el BardoHe estado dándole vueltas a cómo escribir esta reseña sin desvelar muchos detalles, porque creo que parte de la fuerza de este libro recae en la experiencia de leerlo por primera vez. Dicho esto, entiendo que sea un libro que despierte opiniones muy polarizadas: o conecta contigo hasta atraparte o detestas la naturaleza aberrante del Bardo.

George Saunders se inspira en la muerte del hijo de Abraham Lincoln – Willie – para enhebrar una historia sobre la pérdida con matices muy distintos a los que estamos acostumbrados a ver en obras de este tipo. En este caso, gran parte de la acción transcurre en el Bardo. Según la tradición budista, el Bardo es un estado de transición entre la muerte y el más allá, donde permanecen aquellas almas que poseen algún tipo de anclaje al mundo real. En esta novela, la apariencia “física” de estas almas está marcada por estos mismos eventos que aún acarrean del pasado, desde personajes que realzan frustraciones sexuales, experiencias sensoriales, estados de shock permanentes, etc. Para Willie, lo que lo retiene en este estado es la promesa de que su padre volverá a visitarlo.

Sigue leyendo “Lincoln en el Bardo, de George Saunders”

Ritos funerarios, de Hannah Kent

To know what a person has done, and to know who a person is, are very different things.

Burial Rites

Puntuación: 5/5
Autor: Hannah Kent
Género: ficción histórica, misterio
Editorial: Picador (RU); Alba Editorial (España)

Burial Rites (Ritos funerarios), la primera novela de la australiana Hannah Kent, narra la historia de Agnes Magnusdóttir, la última mujer en ser ejecutada en Islandia junto a Friðrik Sigurðsson en el año 1830. Gracias a Kent, conocemos de cerca a un personaje que ha sido retratado tradicionalmente de forma unidimensional (bien como un ser monstruoso o, por el contrario, incomprendido e inocente). En esta ocasión, se trata de mujer compleja y ambigua, cuya historia no puede reducirse a un determinado acto, sino al cúmulo de circunstancias sociales y culturales que la rodean como mujer de clase baja. De hecho, la historia está repleta de detalles sobre la vida en Islandia en aquella época, poniendo especial énfasis en los paisajes, el clima, las labores del hogar, e incluso los olores. Asimismo, los capítulos a menudo están precedidos por documentos oficiales relacionados con el caso, que abordan desde las notas sobre las comparecencias del juicio a la correspondencia que especifica el coste del tipo de hacha que debía emplearse para la decapitación.

El estilo narrativo es algo peculiar. Es un lenguaje directo y a la vez metafórico (las constantes alusiones a los cuervos, las piedras en la boca, etc.); no obstante, la historia cambia constantemente de narrador sin preámbulo alguno, intercalando la voz de Agnes en primera persona y la de otros personajes secundarios en tercera persona. Al principio puede parecer algo confuso, pero a medida que avanza la historia también resulta interesante observar las diferencias entre la historia que relata Agnes y la que ella recuerda interiormente con todo lujo de detalles, así como el cambio que experimenta la familia hacia ella durante la temporada en la que están a su cargo. Curiosamente, no nos queda del todo claro si los demás llegan a conocer la historia de Agnes por completo o solo las partes que a ella le interesa que conozcan.

A pesar de conocer el destino de Agnes desde el principio, leer la desesperación y el terror que la invaden en sus últimos momentos de vida no lo convierte en una experiencia menos angustiante. Es un final súbito, como el movimiento del hacha que corta el aire y pone fin a su vida. Aunque hay detalles del libro que me han convencido menos (el ritmo, algunos personajes secundarios, el cambio de perspectiva), es una historia que merece la pena ser leída. Si os gustó Alias Grace, de Margaret Atwood, Ritos funerarios no os decepcionará.

En España la novela está publicada bajo el título Ritos funerarios, con traducción de Laura Vidal.