Categoría: Fantasía

A Natural History of Dragons, de Marie Brennan

The dragon within my heart stirred, shifting her wings, as if remembering they could be used to fly.

anhod-cover

Puntuación: 5/5
Autor: Marie Brennan
Género: fantasía
Editorial: Tor Books

A Natural History of Dragons, de Marie Brennan, ha sido una de las lecturas que más he disfrutado en lo que llevamos de año. Esta serie de cinco libros, ambientada en un mundo alternativo bastante similar a Inglaterra, narra la vida y las aventuras de Isabella, una de las más reputadas naturalistas de dragones. En esta primera entrega, que abarca desde la adolescencia hasta los 19 años, descubrimos el origen de su interés por los dragones y sus primeros pasos en su agitada trayectoria científica.

La mejor manera que se me ocurre de describir a Isabella es como una Jane Eyre alternativa, nacida en el seno de una familia un tanto menos déspota en plena época victoriana y consumida por su verdadera pasión: el estudio científico de los dragones. No obstante, el marco histórico de la novela implica que demostrar interés por la ciencia o, realmente, ser mujer y desviarse de cualquier tipo de papel sumiso, no se ajusta del todo a las convenciones de la época. Tras casarse, Isabella logra apañárselas para ir de expedición con su marido y un grupo de intelectuales a las montañas de Vystrana, donde estudiarán los misterios que rodean a los guivernos.

La historia está narrada desde un punto de vista retrospectivo, lo que otorga a la protagonista la oportunidad de comentar ciertas decisiones o actitudes desde la perspectiva de una edad mucho más adulta. Isabella es una mujer determinada, tenaz y dispuesta a entregarse a su pasión, cueste lo que cueste. Al mismo tiempo, derrumba los roles de género establecidos a lo largo de su historia, desde el ámbito familiar hasta el profesional. Su voz más adulta reconoce que su andadura no está exenta de fallos o ingenuidad; de hecho, es el equilibrio entre su voz adulta y joven, cargada de determinación y pragmatismo, lo que la convierte en un personaje creíble.

I believed myself to be ready then; now, with the hindsight brought by greater age, I see myself for the naive and inexperienced young woman I was. We all begin in such a manner, though. There is no quick route to experience.

Aunque la narración retrospectiva nos asegura que Isabella nunca corre ningún peligro real, es algo que estoy dispuesta a pasar por alto en favor de la voz de la protagonista. Creo que no ha habido momento en el que ha perdido la coherencia, siempre ciñéndose a su perspectiva como científica, incluso cuando se ve obligada a mencionar los aspectos más duros de su vida sentimental y familiar:

I will not attempt to lay before you the pain I suffered then. I have said what I can; it is insufficient, but then I am a scientist, and not a poet. My feelings are strong as any woman’s, but I lack the words to express them. 

SparklingPasando a los otros protagonistas de la novela, los dragones, he de advertir que en esta serie no son tratados como criaturas místicas o sobrenaturales. Su existencia es algo que está aceptado en la sociedad; no obstante, son muchos los misterios que rodean a estas criaturas y que despiertan el interés inquisitivo de Isabella. Se describen desde un punto de vista científico, incluido su anatomía y comportamiento. Un detalle curioso: algunas de las observaciones de Isabella vienen acompañadas de ilustraciones de Todd Lockwood, artista que también está a cargo de las maravillosas cubiertas.

Parte de la razón por la que el libro recibe críticas tan dispares es porque no suele ser lo que el lector espera. No esperéis batallas épicas, dragones elocuentes, magia o giros inesperados. No obstante, si buscáis una lectura amena y la fantasía de costumbres es algo que os llama la atención, dadle una oportunidad. A mí me sorprendió de forma muy positiva, y estoy deseando leer el resto de la serie.

Cada corazón, un umbral, de Seanan McGuire

For us, places we went were home. We didn’t care if they were good or evil or neutral or what. We cared about the fact that for the first time, we didn’t have to pretend to be something we weren’t. We just got to be. That made all the difference in the world.

Puntuación: 2/5
Autor: Seanan McGuire
Género: fantasía
Editorial: Tor Books

PortadaEvery Heart a Doorway es una novela corta, la primera de la trilogía Wayward Children, cuya historia gira en torno a la premisa de una serie de niños que han traspasado a mundos fantásticos, mundos que ahora consideran su verdadero hogar. Los mundos parecen estar moldeados acorde a la personalidad de cada individuo, y todos ellos se definen según su orientación más próxima a la Lógica o, en cambio, al Sin sentido. Debido a una serie de diferentes circunstancias, los niños son expulsados de estos mundos; no obstante, no cesan sus intentos de volver a encontrar el camino -o, literalmente, la puerta- que los conduzca de nuevo a sus mundos. Ante la imposibilidad de readaptarse a la “vieja” realidad, la mayoría de los padres rechazan estas experiencias para tacharlas de traumas que los niños han sufrido durante su desaparición. En última instancia, recurren al internado de Eleanor West, una especie de centro de rehabilitación donde el propósito no es tanto olvidar la experiencia vivida y pasar página, sino ser capaces de reconciliarse con la nueva realidad que los rodea, ya que las posibilidades de volver son ínfimas.

Sin duda, es una premisa interesante y con mucho potencial, que vamos descubriendo mediante los ojos de Nancy Whitman, una chica que ha sido expulsada de una especie de reino de los muertos y que, como el resto, busca desesperadamente la puerta que la conduzca de vuelta a su mundo. Todo ello se desenvuelve en una prosa fluida y agradable, que abarca temas sobre la identidad, la familia y la aceptación, sin llegar a ser excesivamente cargante o condescendiente. Para el prototipo de lector de fantasía que busca evadirse, es una premisa con la que puede sentirse fácilmente identificado.

En mi opinión, es ese inesperado elemento de misterio a mitad de la historia lo que provoca que todo se vaya un poco por la borda. Quizá era porque esperaba una historia centrada en el desarrollo de los personajes, más que en un forzado giro argumental. O quizá no es el elemento misterioso en sí, sino la ejecución del mismo. Sin desvelar elementos de la trama, diré que me resultó cómica la escena a lo Breaking Bad seguida de Christopher como el flautista de Hamelín. No hablo de la falta de verosimilitud, ya que sería absurdo argumentar eso en una novela fantástica, sino de ese corte tan abrupto en el tono de la historia, por no mencionar la previsibilidad.
Por otra parte, como muchos han apuntado ya, es de elogiar un reparto tan heterogéneo de personajes. Aun así, me pareció que la inclusión de personajes asexuales y transexuales por parte de la autora era algo… forzosa (sobre todo los diálogos iniciales entre ellos); como si el propósito fuera tachar elementos de una lista.

No quiero decir que Every Heart a Doorway haya sido una decepción, pero últimamente no logro acertar del todo con la fantasía. La versión que Tor Books ofreció recientemente de forma gratuita, en formato ebook, incluía un adelanto de la segunda parte – Down Among the Sticks and Bones – que me ha dejado con ganas de más. Por el momento, creo que me tomaré un respiro.

A Darker Shade of Magic, de V. E. Schwab

“I’m not going to die,” she said. “Not till I’ve seen it.”
“Seen what?”
Her smile widened. “Everything.”

Puntuación: 3.5/5
Autor: Victoria (V. E.) Schwab
Género: fantasía
Editorial: Titan Books

DarkerA Darker Shade of Magic es la primera entrega de la trilogía Shades of Magic de la autora V. E. Schwab. Había oído hablar bastante de esta autora en las redes, tanto por su catálogo de literatura juvenil como adulta, así que decidí darle una oportunidad. He de admitir que siento cierta debilidad por las historias ambientadas en Londres, ya sea real o imaginario, y ante la premisa de no uno, sino cuatro Londres distintos, no pude resistirme.

La trama principal de la novela se desarrolla en torno a la existencia de estos cuatro Londres alternativos: el Londres Gris, donde la magia ha cesado de existir; Londres Rojo, donde abunda la magia; Londres Blanco, donde la escasa magia que queda ha consumido y corrompido a la gente; y, por último, Londres Negro, un mundo prohibido y aislado por la catástrofe. Las únicas personas dotadas con la habilidad de viajar entre estos mundos son los Antari, una raza de magos superiores capaces de dominar los elementos y realizar magia de sangre. Hasta donde sabemos, los únicos Antari que existen son dos: Kell, uno de los protagonistas, y Holland, su antítesis y enemigo.

Kell convive y trabaja para la familia real del Londres Rojo. Aunque su pasado no está del todo claro, mantiene una buena relación con los reyes, pero sobre todo con el príncipe Rhy, a quien considera su hermano. El trabajo de Kell consiste en ser una especie de recadero real entre los distintos Londres, y es durante uno de estos viajes donde empieza a complicarse la cosa.

Nuestro protagonista, Kell, tiene cierta predisposición por traficar con objetos y artefactos pertenecientes a los distintos mundos, una práctica que está terminantemente prohibida. Sus motivaciones no están del todo claras, ya que no es algo que se vea obligado a hacer para lucrarse. En uno de sus viajes al Londres Blanco, acaba en posesión de una piedra con sorprendentes poderes mágicos. Como es de esperar, la piedra atrae el interés de varias personas que quieren explotar sus poderes. Durante su huida inicial, Kell se topará con una nueva y temeraria compañera procedente del Londres Gris: Delilah Bard. Juntos, viajarán a través de los distintos mundos para comprender el poder que entraña este misterioso artefacto y, finalmente, deshacerse de él.

Contrario a mis expectativas, y considerando que es el primer libro de la serie, me sorprendió encontrarme con un final donde la mayoría de los cabos están atados. Aunque el libro no es especialmente extenso, huelga decir que la trama arranca con una rapidez vertiginosa, sobre todo al considerar la cantidad de información que asimilamos sobre la práctica de una magia con unas reglas peculiares y crudas (nada de varitas; los Antari deben derramar su propia sangre para viajar a través de mundos, entre otras cosas) y la existencia de cuatro mundos cuyo único punto en común es compartir el mismo nombre, además de una taberna que parece tener el mismo emplazamiento en todos ellos. A decir verdad, me gustaría haber frenado un poco el ritmo a favor de un desarrollo más pausado, pero quizá aún es pronto para juzgar, teniendo en cuenta que no es una historia autoconclusiva. Aunque la trama resulte sencilla y avance de manera extrañamente conveniente, he disfrutado mucho de la ambientación y del concepto de la magia como un poder que dista de ser idealizado.

Como último apunte, parece ser que la serie será adaptada a la gran pantalla. Por el momento, no existe traducción al español, pero si estáis medianamente acostumbrados a leer en inglés, no os supondrá un problema.