Categoría: Contemporánea

The Seven Husbands of Evelyn Hugo, de Taylor Jenkins Reid

Puntuación: 2.5/5
Autor: Taylor Jenkins Reid
Género: contemporánea, romance
Editorial: Atria Books

Seven-Husbands-Evelyn-HugoEvelyn Hugo es la protagonista que da título a este libro y que, siguiendo la línea de personalidades como Marilyn Monroe o Elizabeth Taylor, encarna a una de las actrices más legendarias de Hollywood de los años 60. Siempre ha mantenido todo lo relativo a su vida personal fuera de la esfera pública, algo que no ha hecho más que aumentar el misterio y el supuesto glamour que los medios han asociado a su vida. No obstante, algo cambia cuando la periodista Monique Grant recibe una gran exclusiva que marcará su trayectoria profesional: ser la autora de la primera y única biografía de Evelyn Hugo. A través de esta joven periodista, Evelyn relata toda su vida de principio a fin, incluidos sus orígenes, su lanzamiento al estrellato, sus siete matrimonios y, sobre todo, la historia del verdadero amor de su vida.

Durante el primer tercio del libro, conocemos a la verdadera Evelyn: una mujer sin remordimientos, dispuesta a sacrificarlo todo para llegar a lo más alto de su carrera, que en este caso se resume a dinero y fama. Evelyn toma las riendas de su vida con apenas catorce años, cuando abandona a su familia en Hell’s Kitchen para mudarse a Los Ángeles. Por frívolo que resulte el objetivo de Evelyn, es fácil empatizar con una protagonista que está dispuesta a luchar para conseguirlo; una historia que ya todos conocemos de sobra. Aun así, quizá sorprenda ver a una mujer ambiciosa y calculadora al frente de esta historia. Si hay algo que sienta como un soplo de aire fresco es el hecho de encontrar a un personaje transparente, capaz de demostrar que alcanzar un sueño no siempre es sinónimo de final feliz.

Sigue leyendo “The Seven Husbands of Evelyn Hugo, de Taylor Jenkins Reid”

La vegetariana, de Han Kang

¿Por qué será? Todo me parece desconocido, como si viera las cosas desde atrás. Como si estuviera encerrada detrás de una puerta sin picaporte. No es eso, será que estuve allí desde el principio y me di cuenta de ello repentinamente.

Puntuación: 5/5
Autor: Han Kang
Género: ficción
Editorial: :Rata_

La vegetarianaHay libros que te sacuden por dentro y dejan huella por multitud de razones. La vegetariana logra alcanzar un perfecto equilibrio entre dos cualidades que, en teoría, deberían ser opuestas: la belleza y la violencia.

Yeonghye es una mujer que, tras sufrir una serie de sueños horripilantes y violentos, decide dejar de comer carne. Esta decisión obedece a su deseo de rechazar la violencia humana y, en mayor medida, provocará una ruptura con todo aquello que la une con su vida diaria, desde su núcleo familiar hasta la sociedad. No obstante, las implicaciones de esta historia van mucho más allá de exhibir la inestabilidad de una familia ante un trauma o las consecuencias inmediatas del cambio de dieta de Yeonghye.

La historia está narrada en tres partes, según las perspectivas de tres familiares distintos. Ninguna de ellas es la de Yeonghye, algo que, curiosamente, le otorga aún más fuerza a su transformación. Su marido la percibe como una comodidad: una mujer mediocre, obediente y callada; su cuñado la convierte en un fetiche sexual escudándose en inútiles aspiraciones artísticas; por último, su hermana pequeña resiente su actitud y egoísmo. En un segundo plano, esta estructura narrativa, que excluye casi por completo la voz de la protagonista, manifiesta su progresiva pérdida de autonomía. El cambio de Yeonghye es escalofriante (no come, no habla, pierde peso a un ritmo alarmante), pero más lo es intuir su pérdida de voluntad desde el exterior, mientras desaparece a plena vista. No encuentra palabras para explicar su transformación, salvo el sometimiento a una serie de sueños violentos. Ante esta situación, percibe la naturaleza como su único refugio, hasta convencerse de que se está convirtiendo en un árbol.

Todas las inseguridades que los personajes proyectan sobre un personaje aparentemente “vacío” como Yeonghye reflejan, en palabras de la autora, la dicotomía entre la violencia humana y la inocencia, la cordura y la locura. Cuanto más fuerte es la determinación de Yeonghye, mayor es la violencia que profesan los personajes a su alrededor. La conclusión, al parecer, es la imposibilidad de rechazar la violencia humana. Finalmente, la única solución que concibe es arrancar el problema de raíz; en otras palabras, rechazar su condición humana. Paradójicamente, su salvación traza progresivamente el camino hacia la muerte.

La vegetariana es un relato perturbador e inquisitivo, difícilmente comparable con cualquier otro libro que haya leído hasta ahora. No ofrece respuestas, pero sí sumerge al lector en cuestiones muy profundas sobre la naturaleza e identidad humanas. Queda a juicio de este último responder a la pregunta más incómoda de todas: ¿debería Yeonghye morir o vivir?

Las intermitencias de la muerte, de José Saramago

(…) entonces podrá preguntar, Muerte, dónde está tu victoria, sabiendo no obstante que no recibirá respuesta, porque la muerte nunca responde, y no es porque no quiera, es solo porque no sabe lo que ha de decir delante del mayor dolor humano.

Puntuación: 5/5
Autor: José Saramago
Género: ficción
Editorial: Debolsillo

Reconozco que me intimidaba la idea de leer a un autor como Saramago. Conocía de antemano su peculiar estilo de escritura, y dejé que mis prejuicios adivinaran una lectura densa y tediosa. Nada más lejos de la realidad. En Intermitencias de la muerte, este estilo simplemente funciona: te atrapa, te obliga a seguir leyendo y a sumergirte en la lectura. Y no hay nada mejor que pedirle a un libro que esto último.

Me sorprendió descubrir una historia repleta de imaginación, de humor y de sensibilidad. Saramago ofrece su particular visión de una sociedad que, por fin, ha logrado cumplir el anhelado deseo de escapar de la muerte. ¿Por qué hemos de morir? ¿Equivale la vida infinita a la felicidad?

La primera parte del libro abarca las consecuencias del cese de actividad de la muerte en un país relativamente pequeño. Lo que un principio se recibe con inmenso jolgorio pronto se convierte en una calamidad para las funerarias, los hogares de la tercera edad, las aseguradoras, la Iglesia… El don de la inmortalidad no equivale a la juventud eterna. Para bien o para mal, la vida sigue sin interrupciones, dejando a miles de personas en ese estado intermedio que no puede clasificarse como vida o muerte. En palabras del primer ministro: “Si no volvemos a morir, no tenemos futuro”.

Durante la segunda mitad del libro, la muerte, tras analizar los resultados de su experimento, decide introducir una serie de cambios en su forma de actuar. A partir de este momento, el plano narrativo cambia de forma abrupta para dar paso a la muerte (en minúscula) como única protagonista, a quien conocemos en una fachada extrañamanente humana, mientras experimenta por primera vez el fracaso. Ajena a las consecuencias, intenta resolver el misterio de un misterioso violonchelista que se escapa irremediablemente de su letal efecto.

Ambas partes se complementan perfectamente para transmitir un mensaje esclarecedor: la vida y la muerte carecen de sentido por sí solas. No podemos definir la vida sin la muerte y la muerte sin la vida. Dadle una oportunidad: leer este libro es una experiencia peculiar que os hará reflexionar sobre vuestra percepción de la muerte.

Memorias de una osa polar, de Yōko Tawada

When would Matthias show his face again? How unendurable Knut found this question, or maybe it wasn’t the question, it was just the time he spent waiting, he thought. Once time began to exist, it was impossible for it to end on its own.

PortadaPuntuación: 4/5
Autor: Yōko Tawada
Género: realismo mágico
Editorial: Portobello Books
English review here.

El realismo mágico siempre me ha resultado un género un tanto impredecible. Igual que hace unos años inhalaba todo lo que Murakami escribía, ahora creo que me resultaría más difícil digerir Norwegian Wood; por el contrario, posiblemente apreciaría mucho más Crónica del pájaro que da cuerda al mundo. Al final, depende de la época y del estado de ánimo con el que lo enfoque. Dicho esto, podría afirmar que Memoirs of a Polar Bear, de Yōko Tawada, apareció en el momento más oportuno.

Esta novela abarca las vidas de tres generaciones de osos polares, a través de los cuales se da voz a distintas cuestiones de carácter humano y animal. Una de las temáticas predominantes en las tres voces es la observación y el análisis desde una perspectiva externa: ajeno a una nación, idioma, y, sobre todo, especie.

En primer lugar, tenemos a una osa polar jubilada de la Unión Soviética que encuentra su verdadera pasión en las letras. Tras alcanzar un éxito moderado con la publicación de su autobiografía, se ve obligada a emigrar a Alemania. Una vez establecida allí, decide escribir en alemán y no en ruso, algo que su editor critica por miedo a limitar su capacidad de expresarse en un idioma distinto a su lengua materna. La osa, sin embargo, es también ajena al concepto de lengua materna, ya que no considera que su madre esté representada por ningún idioma. Se trata de un guiño bastante obvio a la trayectoria profesional de la propia autora, nacida en Japón y residente en Alemania, con un volumen de obras publicadas similar en ambos idiomas.

La segunda parte se centra en Tosca, su hija, una hábil artista circense. En esta ocasión, la perspectiva cambia a la de su entrenadora, aunque llegados a la última parte de la historia resulta difícil discernir quién es realmente el narrador de la historia: ¿es la entrenadora o Tosca contando la historia de la entrenadora?

Por último, Tosca acaba en el zoo de Berlín, lugar donde da a luz a Knut y a su hermano. Solo sobrevive Knut, cuya crianza queda relegada a manos de dos empleados del zoo tras ser rechazado por su madre. Si la historia os resulta familiar, no es mera casualidad: Knut fue un famoso oso polar nacido y criado en el zoo de Berlín en 2006. Pese a su corta vida, sus extraordinarias circunstancias no estuvieron exentas de cierta controversia.

En general, se trata de una novela extraña, amena y, a ratos, dura. Por una parte, los tres narradores ponen en tela de juicio cuestiones como el bienestar animal y el impacto de la intervención humana en las vidas de animales salvajes; por otra parte, la perspectiva externa y ligeramente humanoide de los osos polares invita a la reflexión sobre nuestra actitud ante la soledad, la añoranza y la imperante necesidad de dotar a nuestras vidas de significado a toda costa.