Resumen de lecturas (marzo 2017)

No hay comentarios

La idea de esta sección consiste en exponer brevemente mis impresiones sobre las lecturas de cada mes, así que allá vamos. En marzo leí un total de tres libros. Ni mucho, ni poco, sobre todo si consideramos que un par de ellos exceden las 500 páginas.

American Gods, de Neil Gaiman. 4/5

Lo confieso: no había leído nada de este autor, cosa que creo que cambiará a partir de ahora. No obstante, este libro me dejó con sentimientos encontrados. Quería leerlo antes del estreno de la adaptación televisiva, y creo que ahora será más interesante verla. Aunque el ritmo de la historia me pareció irregular a ratos -en especial la primera parte, hasta llegar a la Casa de la Roca- el heterogéneo elenco de personajes es lo que ha hecho que toda la lectura valga la pena para mí (y me ha animado a profundizar más sobre las diversas ramas de la mitología a las que se aluden). Sinceramente, me habría encantado indagar un poco más en estos personajes, en lugar de Sombra. Me ha resultado muy difícil conectar con el protagonista (pura sangre de horchata).

El héroe de las eras, de Brandon Sanderson. 5/5

mistborn-3Conclusión a la primera trilogía de Nacidos de la Bruma (Mistborn). Ritmo constante y acción frenética que desembocan en un clímax brutal en la última parte del libro. Me gustó que no diera tantísimas vueltas a los conflictos internos de identidad de los personajes como en libros anteriores (en serio, ¿cuántas veces se puede hablar de un vestido?); sobre todo, disfruté descubriendo cómo encajaba todo poco a poco en su lugar. No puedo decir mucho sin desvelar detalles de la trama, pero la historia de los kandra fue de mis favoritas. Han sido mis primeras lecturas de Sanderson, y la verdad es que me ha dejado con ganas de más. Antes de seguir con la misma serie, creo que probaré con otras de sus publicaciones.

Las vírgenes suicidas, de Jeffrey Eugenides. 3/5

Eh. El estilo no me disgustó, pero hay elementos de la trama que no me acabaron de convencer. Cuenta la historia de las cinco hermanas Lisbon desde la perspectiva de un grupo de adolescentes que, en pocas palabras, están inexplicablemente obsesionados con ellas. A través de una serie de recolecciones subjetivas y documentos, intentan llegar a la razón por la que se dieron lugar los hechos. El lector comparte en todo momento el papel de espectador; es decir, nunca se llega a indagar en los propios pensamientos de las chicas, por lo que nunca se conoce realmente la razón o la verdad detrás de sus actos. Realmente, nunca llegamos a saber más allá de lo superficial de ellas, aparte de la evidente opresión familiar a la que estaban sometidas. A lo mejor ese es también parte del problema: desproveerlas de cualquier atisbo de identidad (en muchas ocasiones, estos mismos chicos afirman que les resulta difícil distinguirlas como individuas como tal) y permitir que toda la historia se rija únicamente bajo las conjeturas e impresiones de, al fin y al cabo, un grupo de desconocidos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s